RNDDHM manifiesta su preocupación por defensoras de El Barzón Chihuahua

15 octubre, 2017 / Comments (0)

Pronunciamientos

César Duarte Jáquez

Gobernador Constitucional del Estado de Chihuahua

PRESENTE

27 de noviembre de 2014.

Quienes integramos la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), entre ellas la Red Mesa de Mujeres, nos ponemos en contacto con Usted para manifestar nuestra preocupación por las defensoras integrantes de El Barzón Chihuahua, unión de productoras/es agropecuarias/os que defienden particularmente, los derechos medioambientales y  el derecho a una vivienda digna en el estado de Chihuahua.

La RNDDHM ha tenido conocimiento de los diversos actos de intimidación y amenazas que el Barzón Chihuahua enfrenta por su oposición a la explotación ilegal del agua y de los sistemas de riego; la sobreexplotación de mantos acuíferos y pozos; el desarrollo de procesos de contaminación y destrucción de parcelas y cultivos y contra el daño ambiental provocado por la Empresa minera Mag Silver y su filial El Cascabel en la región de San Buenaventura, Chihuahua.

Recientemente se nos informó de las amenazas que integrantes de El Barzón Chihuahua recibieron, luego de la realización de un acto público a dos años del asesinato de la defensora Manuela Martha Solís Contreras y su esposo, el también defensor, Ismael Solorio Urrutia, ambos integrantes de El Barzón Chihuahua y quienes fueron asesinados el 22 de octubre de 2012 mientras viajaban del Ejido Benito Juárez a la Ciudad de Chihuahua.[1]

Cabe recordar que el asesinato de ambos defensores ocurrió luego de haber sido objeto de diversas amenazas y una campaña de difamación y desprestigio[2] en la que  -haciendo uso de los medios de comunicación- se les acusaba de lucrar  a través del movimiento y de ser opositores al desarrollo y progreso de la comunidad.

Ante la impunidad que prevalece en el caso, a partir del 22 de octubre de 2014  las y los integrantes de El Barzón Chihuahua realizaron diversos eventos públicos para exigir justicia por los asesinatos y se colocó un Monumento en Memoria de los defensores de derechos humanos en un acto público a las afueras de las oficinas del Comisariado Ejidal de Benito Juárez, Municipio de Buenaventura, Chihuahua. Dos días después, el monumento en memoria de los defensores de derechos humanos fue destruido.

Tras denunciar los hechos, el defensor Martín Solís Bustamante, dirigente de El Barzón Chihuahua, recibió una amenaza de muerte en su contra, lo que lo obligó a salir de manera inmediata del estado de Chihuahua el 25 de octubre de 2014 ya que no cuenta con las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar su vida, a pesar de que él y su familia son beneficiarios de las medidas cautelares (388/12) otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el 6 de noviembre de 2012, y de que en diversas ocasiones ha presentado continuas solicitudes de protección al gobierno que Usted encabeza, las cuales también le han sido negadas.

La falta de la implementación de dichas medidas impiden que el defensor Martín Solís Bustamante pueda regresar al estado de Chihuahua y continuar su labor en defensa de los derechos humanos.

Ante este contexto de impunidad y riesgo para las y los defensores de derechos humanos en  Chihuahua, desde la RNDDHM manifestamos nuestra preocupación por la seguridad de las defensoras comunitarias y urbanas, integrantes de El Barzón Chihuahua, a quienes reconocemos el enorme aporte en la defensa del medio ambiente, del derecho a una vivienda digna y su contribución a la visibilización de la violencia contra las mujeres y el feminicidio en el estado de Chihuahua.

Vemos con suma preocupación el incremento del riesgo en el que se encuentran por su labor en defensa de los derechos humanos, es por ello que las 172 defensoras de derechos humanos de 97 diversas organizaciones de la sociedad civil, ubicadas en 21 estados de la República y el Distrito Federal, exigimos al Gobierno del Estado de Chihuahua:

Implemente de manera inmediata las acciones necesarias para garantizar la seguridad y la continuidad del ejercicio de la defensa de los derechos humanos de las y los integrantes de El Barzón Chihuahua.

Cese a la impunidad prevaleciente en el asesinato de los defensores Manuela Martha Solís Contreras y Ismael Solorio Urrutia, impune desde octubre de 2012.

En coordinación con el Gobierno Federal, implementar de manera eficaz e inmediata las medidas cautelares y provisionales otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) a defensoras del estado de Chihuahua, muchas de las cuales pertenecen a la RNDDHM.

Desde la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), nos unimos al llamado de la organización internacional Front Line Defenders[3] para que desde su gobierno se tomen las acciones necesarias que aseguren que todos los defensores y defensoras de derechos humanos en México, “desarrollen sus actividades legítimas en defensa de los derechos humanos y puedan operar libremente sin miedo a restricciones ni represalias, incluido hostigamiento judicial”.

Sin más por el momento quedamos atentas de cualquier información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *